Línea de Atención: +57-1 3410077

Mi sesión

Ingresar

Mi sesión

Bienvenido a Aflora

Cerrar sesión

Creemos en la ejecución de ideas que transforman vidas

Fundación para el Niño Sordo ICAL

Compartir:

Organización Social del Mes

Mayo

2018

La organización se fundó el 25 de octubre del año 1961 por iniciativa de un grupo de familias, una de ellas con una hija sorda, que al ver la realidad que se vivía en Bogotá por la falta de organizaciones especializadas para la atención de personas sordas decidieron crear el Instituto Colombiano de Audición y Lengua ICAL, hoy en día llamada, Fundación para el Niño Sordo ICAL.

En la actualidad, la Fundación se dedica a brindar atención integral de calidad a personas con discapacidad auditiva, y a la comunidad en general, en servicios especializados de salud, educación y protección. “Todo desde una perspectiva de derechos que responda a las diferencias individuales, orientando a la familia y a la comunidad en la búsqueda de una mejor calidad de vida.” Señala Patricia Ferreira Directora General de la Fundación.

Uno de sus grandes éxitos ha sido su paulatina evolución, pasando de ser una institución de rehabilitación auditiva a ser un colegio de educación especial y posteriormente a ser un colegio de educación formal. “Ha sido un éxito haber creado un modelo de escuela donde se hace la inclusión a la inversa: los estudiantes oyentes vienen a estudiar en el Colegio Campestre ICAL con nuestros estudiantes sordos.” Comenta Patricia. Además, cuentan con licenciados sordos, ex alumnos de ICAL, que enseñan en diferentes áreas como informática, deportes, matemáticas y medio ambiente. A la fecha se han graduado 6 promociones de bachilleres que han continuado con procesos de educación técnica y universitaria.

Su principal fuente de financiación ha sido la venta de servicios para la atención de la población vulnerable a entidades estatales, seguido por la venta de servicios de audiología, optometría y rehabilitación a instituciones de salud como EPS, preepagadas y aseguradoras. “No deja de ser importante para la organización el programa de becas para los estudiantes y de donaciones mediante proyectos, para la ampliación de infraestructura, dotación de equipos clínicos y materiales de trabajo.” comenta Patricia.

Los principales aliados de la organización son las entidades públicas y privadas, que compran sus servicios, así como fundaciones de segundo nivel, universidades, proveedores de productos y servicios, colegios privados de Chía, personas naturales y empresas donantes.

En cuanto a las herramientas que el programa Aflora les ha suministrado para progresar como fundación resaltan las capacitaciones al personal, proyectos para mejorar infraestructura y dotación, procesos de autoevaluación, conversatorios y espacios para acceder a información enfocada a la gestión estratégica del sector social.

La Fundación ha recibido el sello de transparencia por haber completado su Informe de Rendición de Cuentas en el año 2016 y 2017. Actualmente se encuentra trabajando en un modelo de educación inclusiva y en un proyecto de formación para familias de modo que los padres también se puedan capacitar.

“He recomendado el programa Aflora a varias organizaciones, me encanta la transparencia, la accesibilidad que le dan a todas las organizaciones sociales de diferente índole, apoyan proyectos, promueven las redes, nos reconocen y valoran nuestro trabajo con el país.” concluye Patricia.

Otros programas

Suscríbete para recibir información
sobre noticias, eventos y nuestros programas