¿Qué hacemos?

Desarrollamos el talento de las nuevas

generaciones

Queremos que los niños, niñas y adolescentes encuentren un espacio seguro y de aprendizaje, donde logren inspirar a otros a lograr sus metas a través del desarrollo de sus talentos. Por eso, trabajamos bajo metodologías diseñadas para fomentar los valores y habilidades mediante ambientes creativos que impulsan el aprendizaje experiencial.

Desarrollamos nuestro plan utilizando 5 áreas de trabajo que estimulan competencias y le permiten a los beneficiarios desarrollarse de manera integral con su entorno. De esta manera re-escribimos la historia, no solo de los niños, niñas y adolescentes, sino también de sus comunidades. Conoce y crea con nosotros un nuevo relato en la vida de aquellos que pueden, quieren y tienen el derecho a ser su mejor versión.

Áreas de trabajo

Promoción de valores

Buscamos reforzar las capacidades emocionales, cognitivas, y comunicativas a través de programas dirigidos a la formación integral de competencias que puedan disminuir significativamente los comportamientos inadecuados.

Estudios demuestran la relación directa y significativa que existe entre estas competencias (o la falta de ellas) y comportamientos sociales constructivos (o destructivos). Chaux, E. Lleras, J, & Velásquez, A.M (2014)., Cepeda y Chaux.(2006).).

«Los procesos de valores en Cultivarte nos ayudan en que hay que ser tolerantes, que hay que ser amables, amarse los unos a los otros y en especial tener buena actitud» – Jeison Alexander Cardona, 15 años. Sede Risaralda.

Promoción de lectura

Queremos que Cultivarte se convierta en un semillero en el que los niños, niñas y adolescentes puedan crear hábitos de lectura. Por eso trabajamos en actividades dinámicas para fomentar en ellos el amor por los libros y las historias.

Cuando un niño lee constantemente o escucha historias puede comunicarse más y mejor, logrando aumentar su capacidad para interactuar con su entorno, obteniendo un vocabulario más rico y potencializando su rendimiento académico.

«Los procesos de lectura, como ‘viajes de papel’, son la forma en la que puedes vivir el libro con juegos, sentirlo y que lo puedas recordar siempre» – Dilan Cabezas, 9 años. Sede Subachoque. 

Arte y Cultura

Acercamos a niños, niñas y adolescentes a temas culturales y artísticos, de modo que desarrollen un sentido de identidad, de ciudadanía, responsabilidad social, valores y empatía hacia su entorno.

Trabajamos a través de componentes básicos de las artes como: la música, activador de áreas sensoriales y motoras; la danza, forma de desarrollar fluidez, originalidad y capacidad de abstracción; el teatro, entrenamiento para la memoria y la comprensión lectora y las artes visuales, motivador para el dominio del aprendizaje.

«Lo que más me gusta de Cultivarte es el Coro porque me fascina cantar y quiero ser una cantante famosa cuando sea grande» – Mariangel Molina Londoño, 7 años. Sede Támesis. 

Ciencia y Tecnología

Trabajamos a través de plataformas como Discovery en la escuela para llevar a los asistentes actividades lúdicas y divertidas relacionadas al campo de la ciencia y la tecnología. Nos enfocamos en temas como ciencias de la vida, ciencias de la tierra y el espacio, e ingeniería.

Temas clave en el desarrollo de habilidades de razonamiento que contribuyen a fortalecer las capacidades como la observación y clasificación. Eshach & Fried. 2005.

«En el proceso de lectura descubrí que hay muchas formas de comprender lo que dice los libros y en ciencia y tecnología he aprendido muchos experimentos y palabras nuevas de una manera más divertida que en mi colegio» – Mauricio Laiton, 13 años. Sede la Virginia.

Educación financiera

De la mano de Davivienda, llevamos actividades lúdicas a los beneficiarios, con el fin de familiarizarlos con los conceptos clave de la educación financiera, todo para que en el futuro se conviertan en ciudadanos con los conocimientos necesarios para comenzar una vida financiera estable. Buscamos inspirarlos a ser ciudadanos social y económicamente empoderados, capaces de transformar sus propias comunidades.

«Educación financiera es como las matemáticas solo que aquí juegas con los números y aprendes a ahorrar jugando como si fueras un banco de verdad» – Sara Castro, 10 años. Sede Subachoque.