Logo Fundación
Iniciar sesión Aflora

Línea de Atención: (+57 1) 220 1610 Ext. 98706

Volver a noticias

Compartir:

4 lecciones que su organización debe aprender de las startups

Jul. 26 / 2016

A medida que crecen, las organizaciones suelen hacerse menos rápidas y eficaces para realizar procesos. Algo que contrasta radicalmente con la forma en que funcionan las startups, pequeñas empresas emergentes enfocadas en innovar.

“Las grandes empresas tienen su propio ADN. A veces, un ADN que ha existido por más de un centenar de años. Pero el ADN puede mutar, y mediante un proceso de modificación cuidadosa, es posible volver a hacer que una gran organización de la vieja escuela funcione con la frescura de una startup”, asegura Zack Johnson, creador de Syndio y especialista en asesorar grandes compañías que necesiten un cambio.

Compartimos a continuación algunos consejos que Johnson ha publicado a través de su cuenta en Twitter y LinkedIn, para que toda organización acoja las buenas prácticas de una startup destacada.

Crear espacios para incubar nuevas ideas

Las startups fracasan y lo hacen con frecuencia. Las empresas exitosas son la culminación de cientos de miles de horas de ensayo y error. Desde las ventas, pasando por el desarrollo de producto, hasta el servicio al cliente, estas empresas fomentan la capacidad de aprender y mejorar sus ofertas como consecuencia de los errores. Las compañías grandes tienen la reputación de hacer exactamente lo contrario: premian a quien toma el camino seguro en lugar del que asume riesgos. Las grandes organizaciones que quieren adoptar la cultura de una startup tienen que dar a sus empleados la oportunidad de fallar de manera segura. Esto puede ser tan simple como dejar que los vendedores experimenten con sus propias técnicas, y darles tiempo para compartir lo que funcionó o lo que no lo hizo. También podría crear una unidad para incubar ideas de innovación. Independientemente del tamaño de su empresa, asegúrese de que está ayudando a sus empleados a aprender a través de la experiencia. Esa es la única manera de lograr un cambio real.

Procure un buen ambiente laboral

Pregunte a cualquier empleado cuál es su parte favorita del trabajo, y le dirá que es la gente con la que trabaja. Debido a que son tan pequeñas, las startups son cuidadosas con cada adición a su equipo. Las personas que renuncian a un trabajo suelen hacerlo por malos jefes y compañeros de oficina. Las startups saben esto, y sólo contratan a personas que harán más agradable el trabajo en equipo.

Reclute a los mejores trabajadores, no solo a los más experimentados

Busque a la mejor gente, no se concentre solo en encontrar a las personas con más experiencia. A veces, la contratación de personas eficaces y que tengan la capacidad de aprender, puede ser más económica y funcional que aquellas con un amplio recorrido. Tómese su tiempo y no se apresure a la hora de contratar personal.

Conecte a los directivos con los líderes de la empresa

En las startups más pequeñas, los directivos (es decir aquellos que toman las decisiones) están en el día a día de la oficina, y así pueden detectar y moldear comportamientos apropiados. Por el contrario, en las organizaciones más grandes, quienes toman las decisiones suelen estar a una distancia jerárquica mucho mayor y esto los desconecta del resto del equipo. Saber quiénes son los líderes que influyen al resto de empleados de su organización es vital. Estas personas establecen el tono cultural, conocen el pulso de la empresa, y pueden ayudar o dificultar cada nueva iniciativa. Siempre tenga a estas personas cerca y su compañía se sentirá mucho más unida, sin importar su tamaño.

Nuestros recomendados