Logo Fundación
Iniciar sesión Aflora

Línea de Atención: (+57 1) 220 1610 Ext. 98706

Volver a noticias

Compartir:

4 preguntas esenciales para llegar a ser un buen líder

Ene. 20 / 2016

Ser la cabeza de un equipo de trabajo en una organización social no es una tarea fácil. Muchas responsabilidades recaen diariamente sobre el rol del líder, guiar a otros hacia un cambio, es más que un simple trabajo: se trata de todo un arte.

Ser el líder de una organización social requiere, además de grandes cualidades profesionales y conocimiento amplio del tercer sector, una serie de características que en algunos casos son inherentes a la persona, pero que en otros, hay que aprender a desarrollar cada día.

Todo líder que busque generar alto impacto con sus labores, debe vivir bajo un marco de valores como la sensatez, la tolerancia, el respeto y la empatía, ya que debe figurar como un ejemplo a seguir para el resto de su equipo.

Un buen líder debe inspirar, motivar y comprender que al ser la cabeza, debe ser cercano y accesible para su equipo. Lograr esto no es tarea fácil, por fortuna existen cuatro preguntas claves que ayudarán a todo líder a simplificar su labor y a afianzar su posición dentro de una organización social:

1. ¿Qué hábitos debe tener mi equipo?

Esta es una pregunta importante que todo líder debe hacerse, ya que es vital definir qué tipo de hábitos se adquieren dentro de su equipo de trabajo. De igual manera se debe fomentar el desarrollo de esos buenos hábitos y procurar que perduren en el tiempo.

2. ¿A quién quiero en mi equipo de trabajo?

Un buen líder debe repetirse esta pregunta cada vez que deba elegir a un nuevo miembro para su equipo. Esto le dará la oportunidad de escoger profesionales con las habilidades, competencias y valores que le permitirán formar un equipo idóneo e integral para el cumplimiento de las metas trazadas por la organización.

3. ¿Qué debemos mejorar?

Esta es una pregunta clave para todo líder, ya que una organización debe trabajar por mejorar cada día. Las buenas prácticas deben repetirse diariamente, para generar una memoria positiva en cada miembro del equipo de trabajo y aprender a solucionar problemas de manera sensata e inmediata.

4. ¿Cómo evito la rotación de mi equipo?

Un líder debe ser hábil para armar un equipo, pero debe ser aún más hábil para mantenerlo motivado. Por eso, esta pregunta es clave para evitar caer en procesos de selección y empalme con frecuencia, lo cual es un desgaste logístico para toda organización social, hay que identificar tácticas que permitan conocer las necesidades y motivadores de cada colaborador para implementar iniciativas que promuevan el buen ambiente laboral.

Dar a los miembros del equipo autonomía, objetivos inspiradores y dominio del tema, es algo que un líder no puede dejar de hacer. Cada persona debe sentir que hace parte de algo muy importante y que con su labor marcará la diferencia.

Nuestros recomendados