Logo Fundación
Iniciar sesión Aflora

Línea de Atención: (+57 1) 220 1610 Ext. 98706

Volver a noticias

Compartir:

¿Cómo asistir con niños a un concierto de música sinfónica?

Nov. 18 / 2016

Llevar a sus hijos por primera vez al concierto de una filarmónica puede ser una experiencia inolvidable si atiende a estos aparentemente obvios, pero valiosos consejos.

Soy madre de dos hijos de ocho y seis años. El pasado mes de julio me enteré de que la Filarmónica Joven de Colombia se iba a presentar en Cúcuta, la hermosa ciudad donde vivimos, pero en la cual no son frecuentes los conciertos de música clásica o sinfónica.

Yo quería ir, pero no sola. Quería llevarlos conmigo y compartir con ellos esa maravillosa experiencia. Así que busqué en internet, hablé con amigas y traté de informarme sobre qué hacer para que los tres pudiéramos disfrutar del concierto en el Teatro Zulima.

Esta tarea de preparación fue muy valiosa. Mis niños se portaron muy bien durante todo el concierto, y sé que salieron amando mucho más la música sinfónica y la música colombiana, en especial después de que la orquesta interpretara de forma tan bella Brisas del Pamplonita.

Así que quiero compartir con ustedes algunas de las lecciones que me quedaron tras llevar a mis hijos a su primer concierto. Espero que sean de utilidad para todas esas mamás y papás que, como yo, quieren inculcar en su familia el aprecio por la cultura desde temprano.

Preparación

1. Una o dos semanas antes del concierto, dedíquese un rato a sentarse con sus hijos a escuchar piezas de tres minutos de música sinfónica. Explíqueles por qué es diferente a otros tipos de música que están acostumbrados a escuchar.

2. Póngales videos de conciertos en YouTube. Otro gran recurso son los capítulos de Tutututu, un programa creado por Tu Planeta Bichos del Canal RCN y la Fundación Bolívar Davivienda para cautivar a los niños y niñas con la música sinfónica. Véanlos juntos y hablen de cómo se llaman los instrumentos, pregúnteles qué les hace sentir la música que escuchan, ¿felicidad?, ¿emoción?, ¿tranquilidad?…

3. Poco a poco, permítales escuchar piezas de mayor duración. Mientras escuchan, invítelos a dibujar lo que sienten con la música. ¿A qué época o lugar los transporta esta sinfonía?

4. Yo sabía que en Cúcuta la Filarmónica Joven de Colombia iba a interpretar obras de Antonin Dvorák y Diego Vega, así que busqué en Spotify y les puse algunas de sus obras para que se fueran familiarizando. Mejor dicho, los fui antojando, hasta que finalmente les pregunté ¿les gustaría ir a ver cómo se toca esta música?… Obviamente dijeron que sí.

Durante el concierto

5. Al llegar al teatro, lo primero que debe hacer es llevarlos al baño. Adviértales que el concierto será largo, y aunque hay intermedios, es necesario permanecer en la silla por un buen tiempo, así que es mejor no tener urgencias.

6. El concierto en Cúcuta era de entrada libre, así que los asistentes podíamos sentarnos prácticamente en cualquier silla. Entre las recomendaciones que leí en internet, una de las más recurrentes era la de elegir una ubicación cercana a las salidas, por si los niños se cansaban y necesitaban salir brevemente de la sala. Así que elegimos tres buenos asientos al lado del pasillo y cerca de una salida, pero no tan lejos del escenario, para que ellos pudieran ver bien a la orquesta.

7. Antes de que el concierto empiece también es recomendable ponerse de acuerdo en un punto de encuentro por si alguno de los niños se pierde entre la multitud al salir al intermedio, o al final del evento. Pueden acordar encontrarse en la puerta principal, la cafetería o la entrada de los baños.

8. Una vez empiece a tocar la orquesta, tal vez tenga que recordarles a sus hijos que está mal golpear con sus pies al asiento de adelante, hablar entre ellos, hacer ruido o aplaudir antes de que haya terminado una obra. Si debe llamarles la atención, hágalo discretamente, tocándolos suavemente en el hombro o en la pierna. Eso deberá ser suficiente para que recuerden que están en un lugar especial.

Después del concierto

Espero que después de haber seguido estas recomendaciones, su experiencia con niños en el concierto sea tan satisfactoria como la mía. Un último consejo que les doy es premiar a sus hijos por haberse portado bien. En el camino de regreso a la casa, deténganse en un restaurante o café, cómpreles lo que ellos elijan y siéntense a hablar sobre el concierto. Pregúnteles qué fue lo que más les gustó, cuál fue su instrumento favorito y si les gustaría volver a un evento similar. Está comprobado que cultivar el amor por la música sinfónica tiene efectos positivos en la creatividad, los niveles de atención y el carácter de nuestros hijos. Llevarlos a conciertos como el que tuvimos en Cúcuta es parte fundamental de esa tarea.

Nuestros recomendados