Logo Fundación
Iniciar sesión Aflora

Línea de Atención: (+57 1) 220 1610 Ext. 98706

Volver a noticias

Compartir:

Cuatro preguntas que debe hacerse antes de asociarse con alguien

Ene. 3 / 2017

Encontrar un aliado estratégico puede ser decisivo, o destructivo a la hora de sacar adelante los proyectos de su organización. Antes de convertir a alguien en su socio, tenga en cuenta estas recomendaciones.

Si usted es gerente de una organización o en su mente tiene planeado convertirse en emprendedor, seguramente ha pensado que asociarse con alguna entidad o persona es la mejor estrategia para hacer crecer su negocio y cumplir con los objetivos. Esto es un tema delicado que necesita tiempo y dedicación para que las decisiones tomadas sean las más acertadas.

Como sabemos, las personas exitosas en el mundo de los negocios han llegado a la cima gracias a los riesgos y las decisiones acertadas que tomaron. Ya sea para crear alianzas estratégicas que permitan expandir el negocio, brindar un mejor servicio a los clientes, obtener beneficios financieros o fortalecer las bases de la compañía, debemos tener claro que un socio muchas veces puede ayudarnos a cumplir todo esto o, acabar con los planes a largo plazo que tiene una organización.

Así como nos comparte Cecilia Caferri, experta en negocios, es normal tener dudas al momento de asociarse, pues esta inseguridad se basa en el temor de que los nuevos socios resten control al manejo de la organización. Pero con las preguntas que veremos a continuación podremos resolver algunas dudas y de seguro, tomar la mejor decisión.

¿Realmente necesita un socio para su negocio?

Lo primero que usted debe respondes es a lo más obvio. Tómese el tiempo necesario para preguntarse si usted necesita a un socio que lo acompañe y lo ayude a crecer, o si lo que necesita es a un profesional que se encargue de algunas tareas.

Si está completamente decidido en asociarse, asegúrese de encontrar a alguien diferente a usted, con otros conocimientos, otras habilidades para los negocios, incluso otros hobbies y quizás con otros gustos personales.

Pero ojo, debe ser alguien con la misma pasión que usted tiene por el proyecto, los mismos valores y el mismo compromiso por la labor.

¿Cuál es la situación económica del futuro socio?  

Antes de darle vía libre a su nuevo socio, fíjese cómo está él económicamente y si esto traerá beneficios o falencias a la nueva alianza. Conocer a su socio más allá de lo personal le permitirá a usted proyectar un futuro con él. Las ganas y el compromiso son quizás lo más importante, pero los estados financieros tarde o temprano saldrán a la luz y afectarán drásticamente la sociedad.  ¿Qué tan comprometido está?  Antes de asociarse, tenga en cuenta que un socio es como una pareja sentimental. Los dos deben estar en la misma sintonía y aportar la misma cantidad de tiempo y esfuerzo para que las cosas funcionen. Por eso, elija un socio comprometido y con sus ojos puestos en el éxito. Un buen socio es aquel que está disponible siempre que lo necesite el negocio y que apoya en momentos de dificultad. Es ese que tiene claro que el éxito solo se consigue con esfuerzo compartido.

Y si no sale a lo planeado, ¿cómo reaccionaría?

Muchas veces, por más planificación, tiempo y esfuerzo que se pongan, las cosas no salen como se planearon y las inversiones de parte y parte no dan frutos. Es por eso que usted debe preguntarse cómo se comportaría su futuro socio si esto ocurre. ¿Se molestará? ¿Tomará acciones legales? ¿Analizará las situaciones y planteará la mejor solución que tiene? ¿Formará un equipo con usted y saldrán de la crisis? ¿Se irá? Recuerde que en los negocios, el amor y la guerra, todo puede suceder.

Los ¡NO!

Antes de tomar la decisión indicada, usted también debe conocer las cosas que por ningún motivo pueden hacerse. Destacamos las más importantes.

1. Asociarse con alguien sin experiencia en los negocios.

2. Asociarse con una persona con la que no tenga confianza.

3. Hacerle la vida imposible a su socio.

4. No priorizar la capacidad de trabajo y compatibilidad.

5. Dejarse llevar por la ambición.

6. Asociarse con alguien que solo aporte valor financiero.

Los negocios son como el arte, debe tomarse su tiempo y elegir los mejores materiales y técnicas para tener una pieza admirable. Tómese su tiempo para encontrar al socio ideal. Solo así su organización tendrá a un aliado fuerte y lleno de ideas nuevas para crecer.

Nuestros recomendados