Logo Fundación
Iniciar sesión Aflora

Línea de Atención: (+57 1) 220 1610 Ext. 98706

Volver a noticias

Compartir:

Formación de sus empleados: una inversión, no un gasto

Oct. 4 / 2016

“A largo plazo, una empresa próspera se basa en relaciones, no sólo en estados financieros”, dijo Richard Branson, el fundador del Grupo Virgin, en una columna recientemente publicada en el diario económico Portafolio.

El multimillonario británico dedicó el artículo titulado Invertir en los empleados a compartir las positivas experiencias que especialmente su aerolínea ha tenido, al destinar tiempo y recursos en la formación de su gente.

¿Para qué invertir en la formación de un empleado que ante la oferta de un mejor salario puede abandonar mi empresa?, es una de las excusas más recurrentes para abstenerse de fomentar la educación del personal.

Pero lo cierto es que para las compañías de hoy en día, tener empleados que cuenten con habilidades básicas para hacer bien su trabajo no es suficiente, como lo demostró una encuesta reciente. Es necesario capacitarlos para que sean más competitivos. De lo contrario, la empresa donde trabajan dejará de serlo.

“No invertir en el desarrollo de nuestros profesionales sería tan contradictorio como pedirle a una fábrica que aumente su productividad, sin hacerle mejoras en sus equipos de manufactura”, afirmó Diana O’Brien, directora de la Universidad Deloitte, institución creada por la consultora multinacional para mantener actualizado a su personal.

En entrevista concedida a la revista Forbes, O’Brien ofrece cinco razones por las que toda empresa debería estar invirtiendo en la educación de sus empleados:

1. Aumentar la productividad y el desempeño

Mientras más habilidades tengan sus empleados, mejor trabajo podrán realizar. En el mundo competitivo y de cambios rápidos en el que vivimos , el éxito depende de las habilidades que tengan las personas para resolver problemas cada vez más complejos. El aprendizaje continuo es esencial para estar del lado ganador e innovador.

2. Atraer y retener el talento

Las oportunidades de desarrollo y crecimiento profesional son un regalo que los empleados reconocen y aprecian. Los trabajadores más jóvenes, que son el grupo más difícil de retener generalmente, son quienes más valoran a las compañías que les ofrecen este tipo de oportunidades de aprender.

3. Fortalecer la cultura empresarial

Los espacios de aprendizaje no sirven solo para adquirir nuevos conocimientos. Con el tiempo se convierten en el lugar donde los miembros de una compañía se encuentran para inspirarse unos a otros, compartir nuevas ideas, desafiarse a sí mismos y fomentar el pensamiento creativo. A largo plazo, esto fortalecerá las relaciones y la confianza entre sus empleados.

4. Cultivar nuevas ideas

Cualquier clase de compañía se puede beneficiar de la inversión consistente en las iniciativas de aprendizaje, las cuales fomentan la creatividad y el crecimiento intelectual, animando a los empleados a mantenerse delante de sus competidores. Procure que los cursos impartidos no se queden solo en teoría, sino que permitan aplicar, simular e interactuar a los participantes. De esta forma aprenderán de experiencias reales.

5. Prestar un mejor servicio a sus clientes

Sin importar si su trabajo es servir el café, fabricar partes de automóviles o definir la estructura tecnológica de la compañía, el aprendizaje siempre le ayudará a convertirse en una mejor versión de sí mismo. Por lo tanto, podrá resolver de manera más eficaz las necesidades de sus clientes, desarrollando formas innovadoras de resolver sus preguntas, y fortaleciendo así la relación con ellos.

Como lo dice Richard Branson en la columna que citábamos al principio, es necesario que los ejecutivos se alejen un poco de sus oficinas y pasen tiempo conociendo a su personal. De esta forma sabrán en qué áreas es necesario capacitarlos mejor, y esto ayudará a romper los obstáculos que impiden el crecimiento de su empresa.

Nuestros recomendados